Las demandas de Chile y las reflexiones socio-políticas de los Medios Libres de América

Un estudio de 2015 levantó las reflexiones que giran entre los medios libres del continente sobre cómo sería una sociedad mejor. Esas reflexiones se condicen hoy con las amplias demandas de las chilenas y chilenos que están en las calles desde hace una semana a pesar de los 19 muertos, miles de heridos, niñxs torturados y mujeres desaparecidas. Demandas que en Chile sólo pueden ser contenidas por un proceso constituyente y que quizás se reflejan también en las demandas de Ecuador, Haití, Costa Rica, Honduras, Perú, Colombia, Argentina y Brasil.

Por qué son interesantes las reflexiones socio-políticas de los medios libres?

Los medios de comunicación libres, alternativos o comunitarios según la denominación de cada región son un movimiento en sí mismo. Un movimiento que promueve el libre ejercicio del derecho a comunicar no sólo para la denuncia de violaciones de derechos humanos, sino también como una herramienta de educación popular, resignificación de los prejuicios sociales, reconfiguración de las identidades comunitarias, fortalecimiento de la Memoria, sanación de traumas colectivos y que, por ende, en su quehacer abre espacios para la concepción creativa y reflexión grupal sobre el mundo en el que queremos vivir.

Al ejercer el oficio de la comunicación y poner el foco del pensamiento crítico y colectivo sobre lo que se quiere comunicar en el seno de comunidades que tienen problemas concretos o simbólicos, se crea necesariamente una distinción, un límite que en las áreas visuales se relaciona con el encuadre: qué es lo que voy a dejar dentro y lo que va a quedar fuera, cómo elegimos qué vamos a decir y qué no. Esta decisión fundamental abre preguntas que no necesariamente son respondidas pero que a medida en que el ejercicio se repite en torno a distintos temas se va configurando un imaginario cada vez más definido sobre lo que se considera bueno y lo que se considera malo para la colectividad. El ejercicio comunicacional exige hablar sobre estos imaginarios que se van articulando y las conversaciones previas y posteriores a la etapa de producción propiamente tal son en sí mismas resultados ricos desde un punto de vista pedagógico, filosófico, sociológico y creativo. Asimismo, el hecho de actuar colectivamente en congruencia a dichas conversaciones y críticas hace del oficio de la comunicación popular una actividad fértil para la integración de la reflexión colectiva al plano del hacer juntos y juntas: integración del cuerpo, de la emocionalidad y de las relaciones. Se teje así una micro sociedad en la que nadie es parte por obligación sino por gusto, por el goce de compartir y crear en conjunto.

A su vez, quienes participan persistentemente en medios comunitarios se ven llevados a acompañar y trabajar en conjunto con una diversidad de otros movimientos sociales, con quienes se repite el ejercicio antes descrito. Evidentemente resulta en un proceso tremendamente transformador para la comunicadora o comunicador, con una profundidad particular y un sentido comunicacional que le permite sintetizar conceptualizaciones de vida y de organización social en consciencia de la diversidad de contextos y experiencias que han acompañado.

Es decir que como movimiento tienen una mirada muy abierta sobre la diversidad de realidades.

Ellos y ellas no presentan un proyecto político o social delineado, sino más bien algunos puntos de referencia sobre lo que puede funcionar a la hora de pensar una organización social nueva.


Principales puntos de las reflexiones e ideales:

Oposición:

En  todos  los  casos,  la  oposición  se  identifica  claramente  respecto  al  capitalismo  neoliberal  como  modo  de  articulación  social. Específicamente esta oposición se concentra en los siguientes aspectos del modelo: hegemonía de los medios de comunicación, articulación de las relaciones sociales  en  torno  al  dinero,  concentración  del  capital  y  exclusión  económica  de  algunos  sectores  de  la  sociedad,  valorización  económica,  privatización  y  agotamiento  de  los  recursos  naturales,  la sociedad  como marco de dominación y la estigmatización de ciertos sectores de la sociedad.


Alteridad:

Sin embargo,  intercalada  a  los  conceptos  de lucha y resistencia, se encontró la palabra “otra”, lo cual merece una breve reflexión. La  palabra  misma  tiene  mucha  mayor  relación  con  el concepto de alternativa que de oposición. “Otro” es  aquello  que  es  diferente  a  lo  referido,  en  este  caso  el  capitalismo  neoliberal  ya  definido  como  aquello  que  está  en  oposición,  pero  que  no  es  necesariamente “lo contrario”. Lo otro o la otra, hacen referencia  al  horizonte  de  posibilidades  e  implica  reconocer y hacer notar que existen otras opciones posibles. Se  observa  un  razonamiento  crítico  en  las  reflexiones de los entrevistados, ya que rompen la naturalización que se ha instalado del modelo hegemónico y  nos  obliga  a  ubicarnos  por  fuera  de  ese  sistema,  generando las condiciones para una observación de segundo orden. Simultáneamente, esta perspectiva da aviso sobre la amplitud de posibilidades, habiendo  referencias  a  lo  otro  a  propósito  de:  cosmovisión,  perspectivas,  miradas,  modos  de  producción,  formas de relación, formas de vivir, de gobernar, de comunicar y de construir sentido.


Proyectos Políticos:

Los   proyectos   políticos   son   planteados   por   los   colectivos   primeramente   como   una   perspectiva,   como una visión del mundo y de ver la vida que se encontraría en oposición en algunos puntos con la cosmovisión occidental  a  la  base  del  capitalismo.

Estas ideas de  sociedad son caracterizadas con  un  marcado  énfasis en lo comunitario y colectivo como forma de organización. Con una valoración de los espacios de discusión  y  toma  de  decisiones  de  forma  colectiva  y horizontal, donde los roles de liderazgo tomarían un  cariz  de  mediación  o  coordinación  más  que  de  guía  arbitraria.  Requiriendo  y  ejercitando  una  reflexión  colectiva  constante  sobre  el  devenir  de  la  comunidad.

Otras  características están  vinculadas  a  la  convivencia,  el  valor  del  compartir,  la  alegría  y  la  articulación  de  las  comunidades  territoriales  en  torno a la propiedad comunal, tanto de bienes materiales como de saberes.

El  territorio,  como  eje  temático,  nuevamente  aparece  con  una  marcada  importancia  al  momento  de  instalar  nuevos  sentidos  identitarios,  pero  no  se  permea  en  los  discursos  una  identidad  nacional  relevante.  Los colectivos no tienen una mirada nacional de sus concepciones políticas, sino que se refieren, territorialmente, sea a comunidades  pequeñas  muy  acotadas  en  el  territorio,  sea  a una identidad regional latinoamericana. Emerge  como  un  factor  identitario  importante  la  memoria  de  los  pueblos  originarios del continente, como parte de la Historia común  y  del  comprender  la  identidad  local  como  perteneciente a una identidad latinoamericana una.

En estos proyectos políticos la  comunidad  tendría  la  responsabilidad  de organizarse colectivamente para la toma de decisiones y de crear sus propias miradas sobre su pasado, presente y futuro, esperando de instituciones sociales latinoamericanas la capacidad de aceptar e incluir las diversas subjetividades locales.


Herramientas para la transformación:

Lo que aparece recurrentemente en sus reflexiones es el rol central de la re-construcción de   sentidos y de subjetividades como herramienta  fundante  de  la  transformación  social  deseada. Siendo el espacio de lucha de estos colectivos  en  la  “trinchera”  comunicacional,  reconocen  que no es el único espacio en que se disputa la articulación social de poderes, pero sí es el espacio en que se instalan las subjetividades, sentidos, estereotipos  y  memorias  que  construirían  al  nuevo  sujeto  social y la posibilidad de una nueva sociedad. La reconstrucción de sentidos sería la  herramienta  mediante  la  cual  se  reconfigurarían  principalmente:

• Las memorias de   los   pueblos, recuperando la historia en las voces de quienes perdieron las batallas y recuperando por ese acto las memorias olvidadas  en  los  libros  de  historia,  junto  a  las  riquezas  culturales que se perdieron en ese olvido.

• La conceptualización del continente latinoamericano  como  un  territorio  con  una  historia  y  un acervo cultural compartidos.

• Todas las expresiones  culturales  y  comunicacionales  que  reconstruyan  sentido,  participando  en  la  deconstrucción  de aquellas subjetividades impuestas en los medios hegemónicos.

En  este  sentido,  existe  una  plena  consciencia  de  que el Proyecto Político como tal es un proyecto en construcción,  que  no  consta  de  un  plan  de  acción  definido  sino que se está dando en la práctica como una manera  de  aprender  colectivamente  sobre  las  formas  Otras de vivir en sociedad. El proyecto político en sí no es un plan paso a paso de lo que hay que hacer sino el compromiso de caminar juntxs.


Contradicciones de la acción transformadora desde adentro:

Existe  una  consciencia  muy  clara  de  las dificultades de implementar un proyecto nuevo de sociedad, dadas las condiciones de dominación y dependencia que ha generado el sistema hegemónico y en particular respecto a los paradigmas que todos nosotros tenemos. Como  dice  Lucía  de  Barricada  TV:  “nosotros  somos  parte  de  una  sociedad,  todos  somos  parte  de  una  sociedad  capitalista,  crecimos  en una sociedad capitalista y nacimos en una sociedad capitalista y eso está en tensión todo el tiempo.”

Pero  también  plantean  la  forma  de  transformar  la  sociedad  transformándola  en  ellos y ellas mismas:  identificando  las  contradicciones,  conversándolas  colectivamente  y  construyendo  alternativas  coherentes  con  sus  planteamientos.  Consideran que la transformación social y la constitución de un nuevo proyecto de sociedad es un proceso, que requiere  de  un  aprendizaje  y  una  transformación  personal y colectiva constante. Plantean que el nacimiento de una nueva forma de sociedad no puede separarse abruptamente del sistema en el que está inmerso,  sino  que  se  debe  gestar  reconociendo la dependencia que tenemos hoy con la mirada a generar  autonomía.


En conclusión:

Como  característica  central  y  común  a  sus  conceptualizaciones  de  sociedad, destaca la  importancia  de  las  formas  de  organización  horizontales  y  colectivas  de  las  comunidades  territoriales. Esto se daría principalmente en torno a la propiedad comunal, tanto de bienes materiales como de  saberes,  así  como  un  sentido  de  pertenencia  latinoamericana y la valoración de las memorias y conocimientos ancestrales de los pueblos originarios.

En  cuanto  colectivos  de  comunicación  o  medios  alternativos,  buscan  la  transformación  social  desde el plano de lo simbólico, de la lucha de sentidos sociales  para  la  reconstrucción  de  las  memorias,  la  re-conceptualización del territorio y, con ello, la conformación de la identidad de un nuevo sujeto social, co-constructor de una nueva sociedad.

El  centro  de  las conceptualizaciones políticas está puesto en las formas de articulación  y  no  en  un  objetivo  material  o  concreto,  como  se  ha  dado  históricamente  en  la  defensa  de  los límites territoriales de una comunidad o la sublevación a un grupo de poder específico.

En  su  resistencia  a  un  sistema  de  organización  social,  los  proyectos  de  sociedad  parecen  responder  poniendo el acento en las formas de articulación. Es posible decir que el objeto de resistencia de los grupos  oprimidos parece  haberse  desplazado  desde  los  “opresores”,  en términos personalizados, a las “lógicas de articulación”  que  otorgan  el  poder  a  dichos  opresores.  Es  decir que pasa del “quién” al “cómo”, en una reflexión que  podría  tener  más  posibilidades  de  generar  estructuras  sociales  sustentables  que  el  mero  recambio de los sujetos específicos que detentan el poder, en tanto incorpora una observación de segundo orden a la problemática.

Comentários

Comentários

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

pt_BRPT_BR
es_MXES pt_BRPT_BR